5 situaciones que sorprenden a los españoles que viven en Paris.

5 situaciones que sorprenden a los españoles que viven en Paris.

A pesar de la cercanía con nuestro país, a todos los españoles que viven en Paris no les deja de sorprender ciertos choques culturales propios de los parisinos, hoy te las resumimos en 5 situaciones.

1-Los cubatas con 3 hielos no existen, acostúmbrate al hielo picado.

En las discotecas y pubs nocturnos acostumbran a refrigerar los ”
“cocktail” con hielo picado, como los mojitos o los daikiri. Llama la atención que el refreco con el que se mezcla el alcohol no suele servirse con un “botellin” individual, sino que rellenan el sobrante del vaso con una botella de 2 litros ya abierta o la típica máquina de restaurante de comida rápida. Si echas de menos los bares españoles esta publicación te puede ayudar.



2-Las terrazas son para mirar el tendido.

Llama la atención la posición con que los parisinos hacen uso de las terrazas de los bares o cafeterías. En vez de situarse en círculo o enfrente de tu acompañante, todo el mundo se pone de cara a la calle para observar lo que sucede por la calle. Una posición que no favorece mucho la conversación, lo que produce un extraño silencio en las terrazas, todo lo contrario a lo que estamos acostumbrados.

3- El vagón del metro abre sus puertas antes de que termine de llegar a la estación.

Sorprende ver a los parisinos abrir la puerta y bajarse en marcha antes de que el vagón haya terminado de frenar y llegar a la estación, esto proporciona unos segundos de agilidad que se notan cuando tienes que recorrer varias estaciones hasta tu destino. Llama también la atención la velocidad entre parada y parada, recorrer 10 paradas en el metro de Paris no es lo mismo que recorrer 10 paradas en el metro de Madrid y Barcelona. Debes tener en cuenta que el metro llega por el lado izquierdo, no por el lado derecho.

4-La jornada intensiva de los viernes no existe.

Si trabajas en una oficina los viernes es un día como otro cualquiera, se trabaja hasta tarde. Esta situación tiene su parte positiva, los parisinos suelen utilizar la tarde noche de los viernes para salir y tomar algo después del trabajo. No pasan por casa después del trabajo para evitar acomodarse en casa.

5- Sirenas de bomberos el primer miércoles de cada mes.

El primer domingo de cada mes los parques de bomberos activan la sirenas a las 12 del medio día, produciendo un ruido ensordecedor en todo Paris. ¿El motivo? Desde que las sirenas fueron instaladas al comienzo de la 2º Guerra Mundial todos los miércoles se activan para comprobar que funcionan y pueden ser utilizadas. Aunque la situación no es la misma, la tradición se ha mantenido, no se asustes si algún día te sorprende el sonido.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: