¿Ahora qué? Los siguientes pasos del Brexit

¿Ahora qué? Los siguientes pasos del Brexit

Tras la aplastante derrota de May en el Parlamento para aprobar el texto negociado con la UE sobre una salida negociada, se plantean muchas incertidumbres. Hemos recopilado algunas de las cosas que van quedando claras en nuestra ‘Guía para saber cómo te afecta el Brexit’, que puede serte útil tanto si eres español residente el Reino Unido como si planeas hacerlo tras la fecha de salida.

Pero aún quedan numerosos temas bilaterales sobre tratado comercial, inmigración, reciprocidad en los sistemas de salud… Incluso las cosas que están claras, sólo abarcan un período que, en el mejor de los casos, llega a 2021. Por lo tanto, ¿qué pasa ahora? ¿Cuáles son las siguientes fechas calve?

El acuerdo de la discordia

El Acuerdo del Brexit no parece gustar a nadie por tirar por la calle del medio, pero a la vez era complicado contentar a todos sin hacer algo así. Por un lado Reino Unido aspira a un acuerdo que le permita acceso libre al mercado de la UE (sin aranceles para vender y comprar), pero sin aceptar que esa libertad se extienda a las personas. Es decir, control de fronteras para ciudadanos de la UE, pero no para mercancías y comercio.

La UE se basa en una combinación de ambas (libertad de movimiento de personas y mercancías), por lo que no puede aceptar conceder a Reino Unido una sin la otra. Queda también en duda el tema de los tribunales europeos, que hasta ahora eran la última voz en cualquier disputa, o los convenios de Sanidad. En España hay más de 750.000 británicos, y en Reino Unido otras tantos decenas de miles de españoles. ¿Qué pasa con su asistencia Sanitaria

Además, está el asunto de Irlanda (y en menor medida Gibraltar). La UE se considera una sola entidad territorial, y no puede aplicar distintas normas a Irlanda que al resto. Es decir: si no hay frontera en Irlanda, no la hay para el resto de países. Pero si la hay en el resto de países también la habrá en Irlanda. Reino Unido no puede aceptar eso, pues significaría volver a dividir Irlanda en dos (por Irlanda del Norte).

El acuerdo comprendía una suerte de ‘backstop’ que mantendría a Reino Unido en un estatus especial y sin fecha final hasta que se acordaran ciertas cuestiones. Es decir… Una especie de Brexit que corría el riesgo de quedar en un limbo eterno.

Retrasar la salida de Reino Unido de la UE y renegociar


Diversas fuentes europeas ya han dicho que no renegociarán el acuerdo y que es el mejor que se podía lograr. ¿Entonces?

Posponer la fecha del Brexit suena como posibilidad. Eso sí, hacerlo más allá del 29 de marzo, sólo tendría sentido si hay un consenso en el Parlamento británico, según el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas y fuentes de la UE. Esto se antoja algo difícil ahora, pues implica un acuerdo laborista-conservador. May ha perdido aplastantemente en el Parlamento (432 votos contra 202), con decenas de votos en contra incluso de su propio partido. Es la mayor derrota en un Parlamento desde 1924.

Hay un problema con posponer la fecha de salida. Las elecciones europeas son a finales de mayo de 2019. Es decir, si se pospone la salida, Reino Unido debería participar en ellas y disponer de su bancada de europarlamentarios, algo que podría no tener mucho sentido.

21-29 de enero: Intento de Plan B de May

May ha convocado a todos los congresistas y la oposición para una ronda de negociaciones que abordarán sólo los temas cuya negociabilidad sea ‘realista’. Se votará el día 29 de enero. Difícil saber qué logrará arrancar a las diversas fuerzas, laboristas, de Irlanda del Norte y ‘duros’ de su propio partido.

¿Segundo Referendum?

Es el sueño húmedo de todo europeista. En teoría Reino Unido puede desconvocar la salida unilateralmente, incluso sin referéndum. Pero lo lógico sería volver a preguntar antes, ya que hay voces que dicen que las cosas han cambiado. Que los partidarios del Brexit cambiarían de opinión al ver cómo se está ejecutando. Los laboristas incluyeron en su último congreso esta posibilidad por una aplastante mayoría del 86% si no se podía hacer dimitir a May. Este requisito se ha cumplido, ya que sobrevivió a la última moción de censura.

El problema es que precisamente el líder laborista, Jeremy
Corbyn, no está de acuerdo con esta línea. No obstante, un grupo de 71 diputados de los 256 que tiene en total el partido laborista, así como 13 eurodiputados presionan a Corbyn. Consideran que “no es realista” la línea que mantiene de renegociar con la UE otro tratado de salida.

29 de marzo: game over

El 29 de marzo, en teoría, Reino Unido saldría de la UE. Con acuerdo o sin él. Habría que ver que pasa con los ciudadanos expatriados de una y otra parte, la sanidad, las empresas, los comercios, los vuelos… En principio hay un período de transición que se estableció hasta el 31 de enero de 2020, en el que todo se mantendría igual, derechos incluídos. Así como países que ya preparan leyes de urgencia como el nuestro. De momento, todo está en el aire

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: