El poder de las estrellas moverá tu coche cuando se prohiba el diesel y la gasolina

El poder de las estrellas moverá tu coche cuando se prohiba el diesel y la gasolina

La energía ilimitada y limpia, sólo produce oxígeno o helio como ‘residuo’, está cada vez más cerca. Llevamos años escuchando cómo la energía de fusión, basada en los procesos que realizan en sus corazones las estrellas, será la solución para acabar con la escasez de una energía finita. No obstante este tipo de energía lleva esos mismos años retrasándose, y la batalla está establecida entre los combustibles convencionales y las energías renovables. No obstante, al menos de momento, la energía renovable (eólica, solar, hidráulica) no podrían cubrir toda la demanda energética si desaparecieran las centrales nucleares, el carbón y el petróleo. Es una energía muy constante, aún no está preparada para cubrir picos de consumo, ni hay tecnología de almacenamiento suficientemente desarrollada.

La energía nuclear limpia o de fusión podría ser la solución al problema energético e investigadores del Plasma Science & Fusion Center del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y Commonwealth Fusion Systems, han asegurado que podrían tener la tecnología lista para 2025 y contar con reactores de fusión nuclear comerciales en 2030. Su nombre: SPARC.

Esta energía es opuesta a la de fisión que se usa hoy en día en las centrales nucleares. Mientras la energía de fisión consiste en crear energía enriqueciendo y rompiendo el uranio,  y creando en el proceso como residuo peligroso material radioactivo, la fusión consiste en unir elementos que no son peligrosos, como el hidrógeno, para producir la energía. El único residuo sería, por ejemplo, la creación de helio en el proceso, siendo dicho proceso de unión lo que crea la energía que el ser humano puede aprovechar. Así funcionan las estrellas: fusionan elementos, empleando por los más sencillos (en un principio sólo había hidrógeno) y crean elementos más complejos, con los que se formaron planetas, satélites… Y crean potentes explosiones de energía mientras lo hacen.

Los humanos ya han dominado la fusión con fines destructivos (bombas atómicas H), pero su control requiere el uso de potentes superimanes y superconductores, los cuales están en la clave de la tecnología del MIT y Commonwealth Fusion Systems. En un momento en que se pretende prohibir los coches de combustión en Europa en la horquilla de 2030-2050 en un momento en que aún no hay una energía alternativa real, esta tecnología puede ser clave para impedir el aumento de temperatura en más de 2 grados, como prevé el Acuerdo de París.

 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: