Coches, industria o calefacciones: ¿cuál es la principal causa de contaminación?

Coches, industria o calefacciones: ¿cuál es la principal causa de contaminación?

Averiguamos cuál es el origen o qué causa mayor contaminación: un vehículo o calefacción de viviendas

Con el debate de Madrid Central y la continua activación de protocolos anti-contaminación que restringen el tráfico, en Ninja News nos hemos preguntado por el origen de la contaminación atmosférica. Hay que recordar que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 3 millones de muertes globales están vinculadas a la contaminación.

El debate en la calle para rechazar las medidas de restricción de tráfico gira en torno a cuál es el origen o qué causa mayor contaminación: un vehículo o calefacción de viviendas. Vayamos a los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente (Aema).

Las calefacciones contaminan: ¿Mito o realidad?

Hace dos años, El Mundo publicaba una conclusión contundente: el 56% de la contaminación proviene de las calefacciones de todo tipo de edificios y sólo el 13% proviene de vehículos. Para ello, citaba el informe 2016 (que toma datos de 2013) de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Pero El Mundo cometía en este análisis un error garrafal, tomaba los datos de un gráfico de la página 23 que… ¡sólo hace referencia a las emisiones del biocombustible! Posteriormente este artículo ha sido sucesivamente citado como fuente (supuestamente respaldada por la AEMA) por otros artículos para argumentar que la calefacción es más contamina. De hecho si googleas «calefacción» + «contaminación» es el primer resultado.

Lo que dicen los datos europeos

En el último informe 2018 de la AEMA volvemos a encontrar un sinfín de datos de complicado análisis. Algunas conclusiones preliminares:

  • Por sectores contaminantes encontramos: edificios, agroindustria, transporte/vehículos (por carretera y otros), producción/distribución de la energía, residuos y otros.
  • Hay dos tipos de contaminante: principales (emitidos directamente a la atmósfera) y secundarios (se forman en la atmósfera mediante reacciones de partículas previamente emitidas).
  • Casi todos los sectores muestran descensos más o menos pronunciados de todas las partículas contaminantes. Sólo se libran, esta vez sí, el consumo en edificios (calefacciones incluidas), procesos industriales muy concretos y la agricultura.

Si tomamos los contaminantes principales, la Agencia Europea del Medio Ambiente sí nos indica la contaminación por sector (imagen bajo este párrafo), pero lo hace por partículas. Y no nos indica cuál de estas partículas son más dañinas, o cuáles se emiten más de forma absoluta… No hay una clasificación total por partículas y sector, por lo que con los datos europeos en la mano no podemos resolver qué contamina más, vehículo o calefacción.

Tampoco se puede afirmar a la ligera que sean los coches

Sí que es cierto que, con los datos en la mano, si nos atenemos a los cuatro principales valores de partículas de alto reconocimiento contaminante (SO3, NOx, PM2.5, PM10) ya podemos sacar algún análisis a primera vista. El azul turquesa de la contaminación de edificios destaca más en las Partículas en Supensión (PM o compuestos de varios contaminantes) y el malva de los vehículos de carretera es el rey de los NOx (óxidos nitrosos, el famoso responsable de la guerra contra los diésel).

Por esta razón tampoco se puede dar la razón a análisis como el de Ecomovilidad, que se refieren a datos de la Comunidad de Madrid sobre los vehículos general el 70% de la contaminación… pues sólo se limitan a los NOx.

La clave, las muertes al año por tipo de contaminante

Lo que sí hace la Agencia Europea del Medio Ambiente es indicarnos las muertes que causan las principales partículas contaminantes (pag 8 del Informe 2018). Las concentraciones de PM 2.5 en 2015 (últimos datos disponibles) fueron responsables de 422.000 muertes prematuras por la exposición a largo plazo en Europa (41 países), de los cuales alrededor 391.000 estaban en la UE-28. Estas son las partículas en las que los edificios (tanto privados como públicos) ganan por goleada con un 56% de emisiones frente al 11% de los vehículos.

Por su parte, las concentraciones de NO2 y O3 causaron el mismo año entre 79.000 y 17.700 muertes prematuras en Europa y alrededor de 76.000 y 16.400 en la UE. En la primera gana el coche por goleada (39%) a los edificios (14%), pero en la segunda el coche no tiene incidencia alguna.

Podría decirse que los edificios son una fuente de contaminación mayoritaria en todas las partículas menos el NOx, no obstante no es tan seguro que edificio sea sinómino de calefacción.

Según La Vanguardia (¿basándose en la asociación privada AGREMIA?) el 7% de las emisiones de gases invernadero en España provienen de viviendas. Idae cifra en el 70% el consumo energético de los hogares proveniente de la calefacción.

La otra clave: el tipo de calefacción predominante

Habría que ver de dónde proviene esa calefacción para saber si es contaminante o no. La de gas natural, por ejemplo, no produce emisiones… Por ejemplo, en Madrid apenas quedan 400 calderas de carbón, aunque se podría deducir que las de gasoil o la biomasa sí generan contaminación y son más numerosas. O las de electricidad, si esta viene de quemar carbón en una central.

Difícil ponerle cascabel al gato. Seguiremos investigando.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: